inclusão de arquivo javascript

 
 

Economia » Noticias

 Experto explica que autos se pueden convertir al gas vehicular

18 de Marzo de 2012 • 07:01hs

La cobertura de estaciones GLP ya está desde Iquique a Punta Arenas

La cobertura de estaciones GLP ya está desde Iquique a Punta Arenas
Foto: Archivo

SANTIAGO.- El valor de los combustibles en Chile es sin duda un problema que afecta a los bolsillos de millones de consumidores. Su costo supera a países como Estados Unidos, Suiza o Francia, y sus constantes alzas en el precio, además de la imposibilidad de reducir la carga tributaria de éste, indican entre otras cosas que el gas será la gran alternativa de combustible, debido a sus beneficios medioambientales, económicos y de seguridad.

Es así que Autogasco, empresa distribuidora de gas vehicular, apuesta por promover su uso a lo largo de Chile a través de sus estaciones de servicios, incentivando la conversión de los vehículos de bencina a gas.

¿Qué es la conversión y qué vehículos se pueden convertir

La conversión consiste en una intervención periférica en el vehículo, donde se instala un kit de conversión, éste se basa en un juego de inyectores, vaporizador y ECU (por sus siglas en inglés Engine control unit) de control, además de un estanque de almacenamiento de combustible en el maletero.

Según Rodrigo Bravo, jefe de desarrollo comercial de Autogasco, "la conversión de los vehículos está destinada a vehículos taxis, colectivos, radiotaxis, camioneta particulares, furgones, vehículos de carga dirigidos a empresas o personas particulares".

Respecto a si existe alguna condición para realizar la conversión, el ejecutivo aclaró que "se pueden convertir vehículos hasta con 60 meses de antigüedad desde la fecha de compra, o sea, desde el 2007 en las regiones Metropolina, V y VI". En tanto, para el resto del país el tiempo aumenta a siete años de antigüedad.

Dos variedades de gas

En cuanto al gas disponible, existen dos variedades. El Gas Licuado (GLP) que consiste en un combustible gaseoso con mezcla de hidrocarburos livianos, constituidos principalmente por propano y butano. Por otro lado, y el Gas Natural Comprimido (GNC), un combustible fósil más liviano, inoloro e incoloro.

Las estaciones de servicio para el GLP están disponibles desde Iquique a Puerto Montt, mientras que para el GNC la cobertura sólo se encuentra en Santiago y Concepción.

En tanto, el consumo que se maneja con la conversión abarca entre los 3.600 y 4.000 litros por año, y la revisión técnica se realiza dos veces al año para los que opten por el GLP o GNC. A su vez, estos no tienen restricción vehicular, lo que implica días más de trabajo para aquellas empresas que disponen de flotas vehiculares.

En cuanto las proyecciones futuras para el uso de vehículos a gas en Chile, Bravo indicó que "el escenario ya es una realidad, el año pasado se convirtieron más de 2.000 vehículos de bencina a gas, y este año queremos convertir unos 5.000. Esperamos que para el 2014-2015 el desarrollo del gas sea una realidad".

Todos los derechos de reprodución y representación son reservados.
 
 
 
 
 
 
 
,